Altavoz, auricular y Monitor

¿Altavoz, Monitor o Auricular?

¿Miedo a comprar? En este artículo te voy a guiar sobre la diferencia entre altavoz, auricular y monitor para que compres bien y elijas lo mejor.

De esta forma comprenderás lo imprescindibles que son en el estudio, y digo imprescindibles (en plural) porque entre ellos se complementan muy bien. Aún así sé que hay gente con un nivel económico más bajo que otras y por ello te explico lo siguiente:
Altavoz, monitor y auricular. Las diferencias entre ellos.

Diferencias entre altavoz, monitor y auricular

Lo primero de todo: Un monitor consiste en un altavoz diseñado especialmente para reproducir desde las frecuencias más graves hasta las más agudas, de tal forma que un altavoz común no sería capaz de comportarse de la misma forma que lo hace un monitor, son dos cosas completamente distintas aunque se parezcan. Hay distintos tipos de altavoces (Altavoces para concierto, para disfrute personal, grandes pequeños…) y entre ellos están la gama de altavoces que dan un sonido puro y real, a estos últimos los denominamos, monitores de estudio.

Composejo: Cuando veas que en algún monitor, altavoz, etc esté la palabra monitor y la palabra Hi-Fi permíteme decirte que probablemente sea un engaño de marketing y el producto no corresponda a un monitor preparado para el monitoreo sino que se trate de un altavoz tratado artificialmente para dar un sonido más bonito. Precisamente a eso es a lo que hay que prestar atención, ya que todo lo que contenga la palabra «hi-fi» corresponde a un tratado artificial, mientras que si obtienes unos monitores profesionales, el sonido será lo más plano posible o lo que viene siendo el sonido puro, un sonido real.
En primer lugar siempre que se habla de monitores de estudio hay que saber que estos tienen un lado oscuro (como en la guerra de las galaxias). Para que suenen con todo su esplendor es conveniente que estos estén en un estudio acondicionado acústicamente porque si no es así el sonido rebotará y se provocará una confusión sonora muy grande, haciendo de los graves más grandes y retumbantes, y proporcionando un sonido poco realista.
Los monitores son más robustos, quedan genial estéticamente en cualquier estudio, con ellos puedes escuchar la música hacia fuera a un volumen alto, conectar tu mesa de mezclas con los platos y montar tus fiestas en casa, ui! un punto que se me iba a olvidar… Y por supuesto, Producir.
Nota importante: No es muy conveniente usar los monitores que usas para producir para el arte de pinchar, ya que estos pueden acostumbrarse a esa fuente y no llegar a dar todo su potencial, los monitores de estudio profesionales cuentan con un periodo de prueba principal en el que hay que calibrarlos con música directa desde una tarjeta de sonido que de buena calidad, si usamos una mesa de mezclas con una tarjeta de sonido interna no muy buena, probablemente estaremos desaprovechando un poco de las cualidades del mismo. Se recomienda tener varios días trabajando el monitor con temas electrónicos de frecuencias graves así como bandas sonoras en las que se perciban todos los instrumentos. Recomiendo al gran productor Hans Zimmer.
Como ves, un altavoz en sí, puede ser creado para dar un sonido realmente puro o al contrario para dar un sonido artificial y mejorado, a esto último se le denomina «Altavoz Hi-fi» y suele ser un altavoz más barato para uso cotidiano en la casa, ya sea para ver películas o escuchar tu música favorita con un sonido artificial y más brillante. (Algo así como si le añades efectos especiales).

Cuidado con las tarjetas de sonido de los ordenadores

Para que no te engañes tu mismo, es bueno saber que las tarjetas de sonido incluidas en portátiles como en las placas de los ordenadores de sobremesa, producen un sonido muy irreal Hi-Fi y lo que es aún peor, estas tarjetas de sonido integradas cuentan con efectos de sala, mejores de graves, etc. Esto se deduce a un engaño sonoro, haciendo que tu sistema suene con más graves y confundiéndote en la creación de tus temas, obteniendo un resultado final de un tema escaso en graves, en agudos y en medios o todo lo contrario.
Los 5 principales factores a tener en cuenta al comprar un buen altavoz para monitoreo:
  1. Tarjeta de sonido: Procura que sea una externa y de buena calidad como una roland, yamaha… así tendrás buena tecnología de sonido al momento y podrás transportarla para conectarla de un ordenador a otro mediante su cable usb, evitando ante todo comprar las clásicas creative soundblaster (Estas son ideales para los juegos pero para producir son muy escasas y engañan mucho)
  2. Tu cuarto, sala, estudio: Procura que éste esté acondicionado acústicamente y que los sonidos no reboten en tu habitación, (Para comprobarlo, da una palmada y escucha si se produce alguna reflexión, para que tengas una buena referencia, en un estudio ideal la palmada sonará seca, sin ningún tipo de eco o reflexión) de ser así, tendrás una mala percepción del sonido, con el resultado de unos graves dobles, agudos más brillantes y medios más pronunciados de lo que en realidad son. Es decir, tu cuarto te estará dando una percepción errónea de lo que en verdad suena y por ello construirás temas con errores en el tratado del sonido.
  3. La colocación: Es bueno que coloques cada altavoz (Monitor de estudio) en su posición adecuada, para ello puedes ver Este artículo en el que lo tienes bien explicado.
  4. Fíjate bien en el precio: Un altavoz (monitor) de sonido plano suele ser caro, rondando entre 200€ y 500€ por cada monitor, cuando veas parejas de monitores al mismo precio que lo que normalmente cuesta uno, permítete dudar e informarte si realmente ese monitor cumple la función real de un buen altavoz.
  5. Si pone Hi-Fi: Mejor no lo compres, esa palabra es una indicación de productos dedicados para uso en el hogar y disfrute pero no son indicados para uso profesional y comercial.

Auriculares de estudio

A diferencia del monitor un auricular es completamente móvil, cómodo y pesa muy poco, con la posibilidad de transportarlos en una maleta, llevarlos colgados en el cuello y permitiéndote crear música a altas horas de la madrugada sin molestar a nadie.
«Si te das cuenta un auricular no deja de ser un altavoz a la derecha y otro a la izquierda, sin embargo, existen los auriculares de estudio (no hi-fi) que poseen un altavoz a cada lado de alta calidad y creado especialmente para monitoreo. Algo así como pequeños monitores de estudio en tus orejas.»
Y por si esto fuera poco, hay una ventaja más que tienen los auriculares de estudio respecto a los monitores, tienen la peculiaridad de no necesitar una sala especial, pudiendo producir en situaciones de bastante ruído y extremas y aún así percibir un sonido muy parecido al sonido puro, al real.
Entonces… ¿Qué es lo que me viene mejor comprar?
Pues mira tio, lo mejor es que decidas ante estas preguntas, de todas formas te pongo mis respuestas y tu decides por ti mismo.
¿Tienes un estudio bueno porque eres hijo de un Jeque Árabe al que le sale el dinero por la puerta o simplemente tu cuarto no produce ninguna reflexión y entra dentro de lo adecuado?
Unos Monitores y a ser posibles unos buenos como los Genelec, Quested, KRK…
Pero como sé que no todos somos hijos de jeques árabes te propongo que leas Este artículo donde encontrarás algo muy bueno para el estudio sin desembolsar una gran cantidad de dinero.

¿Tienes un estudio en el que resuenan las ondas de sonido y el sonido es confuso? (Para averiguarlo da una palmada, si suena seca seca estás de suerte, si suena con reverberación que es lo más común estás como yo y como muchos) En este caso usa auriculares de estudio a ser posible semiabiertos. (Estos son los que aíslan del sonido exterior un poco pero no del todo, como si lo hacen los cerrados) Suelen ser mucho más cómodos porque pesan menos y cansan menos las orejas.

¿Tienes un estudio acondicionado y quieres grabar voces, guitarras y todo tipo de instrumentos? Lo tuyo son auriculares cerrados. Ya que estos no dejan escapar ningún sonido al exterior, evitando así que los micrófonos de un estudio lo puedan percibir durante la grabación.

¿Tienes un estudio de pena? Mejor que comprar monitores en esta situación es mucho más preferible el uso de unos buenos auriculares de estudio. A su vez también te vendrá bien unos auriculares cerrados si lo que quieres es aislarte de un ruído exagerado exterior como podría ser una obra en casa, etc.

CONCLUSIÓN: Eres tu el que decides, pero si grabas…

usa auriculares cerrados

si produces… usa auriculares de estudio semiabiertos

 

Si tienes tu sala acondicionada… usa monitores de estudio y cuenta con unos auriculares como referencia para las frecuencias que necesites escuchar y que tu sala no te lo permite.

Tener tanto monitores como auriculares ayuda mucho en el estudio, vas alternando entre ellos y te acercas a un sonido bastante creíble.

 

Enlaces útiles con este post:

Acondicionamiento acústico 

Dónde comprar un buen altavoz (pareja de monitor – bocina)

Aquí una buena elección muy barata y de mucha calidad: JBL LSR-305

Dónde comprar un buen auricular de estudio semiabierto

Aquí una buena elección muy barata y de mucha calidad: Superlux

5 Comments

  1. saiqk korx 2013-07
  2. Daniel Mesa 2013-07
  3. Daniel Mesa 2013-07
  4. Kevin alexander 2013-07
  5. Daniel Mesa 2014-01

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar